Salud Femenina

Virus del Papiloma Humano

El VPH (Virus del Papiloma Humano) es un virus que tiene la capacidad de producir desde lesiones cutáneas benignas (no siempre de transmisión sexual) hasta cáncer de cuello uterino. El tipo de lesión va ha depender del tipo de cepa viral que se tenga. Hay tipos de virus que producen verrugas en dedos o en uñas y son tipos de virus de papiloma, como hay tipos de virus de papiloma que tienen especial tropismo (o sea que son específicos) para el área genital.


Cuando hablamos de VPH con especial tropismo por el área genital, debemos diferenciar 2 grandes grupos; las sepas virales que generan verrugas genitales y son consideradas enfermedades de transmisión sexual y las cepas de alto riesgo que con el paso del tiempo pueden generar cambios que lleven al desarrollo del cáncer de cuello uterino¿por qué? Las separamos porque las verrugas aunque fastidiosas y sintomáticas no generan cáncer en cambio las cepas de alto riesgo son asintomáticas pero si pueden progresar a cáncer.


Hay que aclarar la presencia de virus de alto riesgo NO se considera enfermedad de transmisión sexual dado que todas las personas que tienen relaciones sexuales alguna vez es su vida están expuestos a algún tipo de virus; la diferencia en presentar cáncer o no es la capacidad del organismo de eliminar ese virus sin dejar secuelas. Esto se llama aclaramiento viral y la frecuencia con que se está en contacto con el virus va relacionada a la edad de inicio de vida sexual y el número de parejas sexuales directas e indirectas.


Los más peligrosos y a la vez los más encontrados en las mujeres con cáncer son el VPH-16 y el VPH-18, causantes del 70% de los cánceres de cérvix.


¿Cuáles son los síntomas del VPH?


La gran mayoría de las infecciones por el VPH pasan desapercibidas porque no tiene síntomas específicos. Los más frecuentes son el crecimiento de lesiones verrugosas en las áreas de contacto como verrugas genitales o anales, verrugas  laríngeas (en la garganta)las anteriores causadas por cepas de bajo riesgo (no producen cáncer pero si verrugas). Pero en la mayoría de las veces es totalmente asintomático y solo se evidencia en cambios en la citología.


¿VPH y citología?


La citología fue creada como método de tamizaje; lo que significa que el tamizaje está diseñado para encontrar el más mínimo cambio en el cuello uterino, pero no es la herramienta de diagnóstico definitivo, de fácil realización y fácil lectura.


La citología no brinda diagnóstico definitivo sino que es el primer paso para determinar que alteración tiene la paciente y que examen complementarios necesidad para confirmar el diagnóstico; es allí donde recae la importancia de revisiones periódicas para que en caso de producirse la infección y alteración de las células del cuello uterino podamos identificarlo lo antes posible para proceder con el método de confirmación diagnóstica adecuado y tratamiento oportuno.


Tratamientos para el VPH


Para la infección de VPH no existe tratamiento, de ahí la importancia de su prevención mediante la vacunación y el uso del preservativo (disminuye el riesgo de infección, pero no protege completamente).


¿La vacuna sirve para todas?


  • Las vacunas contra el VPH se encargan de prevenir la infección y, por tanto, el posible desarrollo de cáncer de cuello de útero.

  • La vacunación es recomendable para todas las mujeres y a cualquier edad, ya que la respuesta natural a este no es de por vida. Es verdad que su mayor eficacia preventiva se da en mujeres que aún no son sexualmente activas, pero eso no quiere decir que no sean de suma importancia en el resto de las mujeres, sobre todo si no se tiene pareja estable, si se va a iniciar una nueva relación o si se ha tenido o se tiene el VPH.

  • Actualmente disponemos de la vacuna Gardasil y Cervarix, capaces de proteger casi al 100% al paciente contra infecciones persistentes por los tipos VPH 16 y 18. Además, en aquellas mujeres que ya han padecido la infección, la vacuna puede reducir entre el 60-80% el riesgo de nuevas lesiones pos-tratamiento. Respecto a las verrugas genitales, Gardasil previene frente al 90% de ellas.Existe ya una vacuna que brida protección par 9 tipo de cepas de alto riesgo pero todavía no está disponible en el país.


Reacciones adversas:


  • Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la Federación Internacional de Ginecología y Obstetricia (FIGO) avalan su seguridad y su comercialización tras haber superado con éxito diferentes pruebas.


  • Por lo general, la queja más frecuente es la de dolor en la zona de inyección, por lo que no se le relaciona ninguna reacción adversa de tipo grave y mucho menos mortales o generadoras de enfermedades crónicas.


Especialistas que puedes consultar, ¡Ya!

Dr. Mauricio Ortega:

  • Médico Corporación, U. Remington - 
  • Especialista en Ginecología y Obstetricia Corporación, U. Remington - 

Dra. Vanessa Gomez:

  • Médico y cirujano, U. de Antioquia - 
  • Especialista en Ginecología y Obstetricia, U. de Antioquia - 

Dr. Felix Carmona:

Médico General, Fund. Universitaria San Martín - 

Especialista en Ginecología y Obstetricia, U. de Antioquia - 

Cuentanos tus dudas y te llamaremos

Nuestro grupo médico está a tu servicio:

Pronto nos comunicaremos contigo

Síguenos en Facebook

Síguenos en Instagram

Contáctenos

Medellín: Torre Médica Ciudad del Rio, Consultorio 1308, Av. Las Vegas Carrera 48 N° 19A-40

Medellín: Torre Salud y Servicios, Consultorio 1901, Av. Las Vegas Calle 19A N° 44 - 45

Rionegro: Torre City Médica, Consultorio 209, Carrera 55A 35-251 

Apartadó: Edificio Oftalmo Servicios, Consultorio 401, Carrera 98 #103-89

(57) 4 - 4449112
¿Cómo podemos ayudarte?